Adaptación del cachorro

Los primeros días del cachorro en su nuevo hogar!!

 

En los primeros momentos será cuando más atención y cuidados debamos mostrar a nuestro nuevo compañero. Cuando un cachorro es adoptado, sufre ‘estrés de adaptación’. Si durante este periodo el perro se siente abrigado y respaldado por nosotros, su desarrollo emocional estará libre de traumas y será perfectamente normal.

 

Es muy importante mostrarle al cachorro su propio espacio vital dentro de su nueva casa. Él debe conocer cuál será el sitio que le han destinado para dormir o cuáles son lo ruidos típicos de la vivienda. Es necesario que la ‘presentación’ con el resto de los habitantes con los que coexistirá no sea forzada, de esta forma el cachorro no se sentirá intimidado. El primer encuentro debe ser, por tanto, tranquilo y sin sobresaltos.

 

Nuestro nuevo compañero deberá inspeccionar cada uno de los rincones de su nueva casa y, así, en lo días siguientes a su llegada, la adaptación se irá produciendo de manera paulatina y normal. No debemos preocuparnos si durante las primeras noches el cachorro aulla y llora, ya que extraña a su madre y a sus hermanos. Esto es totalmente normal y forma parte del ciclo de adaptación. Lo peor que podemos hacer en estos casos es acudir a su llamada y dejarlo dormir en nuestra cama pues, en este caso, será muy complicado y traumático volver a obligarle a dormir donde le digamos.